7 pasos para una app móvil de éxito

Cuando tienes claro que tu empresa necesita una app móvil, el siguiente paso es tener la certeza de que será una aplicación de alta calidad y hacer todo lo posible para conseguir que el usuario la descargue y la utilice con frecuencia.

Para que tu app triunfe es fundamental que hayas definido previamente los objetivos y la necesidad que cubre y que tengas una buena estrategia de marketing y promoción que haga llegar al usuario el valor diferencial de la app y el beneficio que conseguirá al utilizarla.

Entramos en el terreno de la experiencia de usuario, un aspecto clave que marcará la diferencia de tu app. En este post nos vamos a centrar en las características técnicas básicas que debe cumplir una app móvil y que son fundamentales para alcanzar una experiencia de usuario de calidad.

Lo primero que deberíamos preguntarnos es: ¿qué es una app de alta calidad? Estamos hablando de una aplicación en la que el usuario final ve cumplidas todas sus expectativas de uso, que tiene una interfaz ágil e intuitiva y que proporciona una rápida respuesta en la navegación. Además otros aspectos clave son la seguridad y las actualizaciones de la aplicación.

En Profile, afrontamos el desarrollo de apps móviles basándonos en 7 criterios:

1. Interfaz ágil e intuitiva

La interfaz de usuario (en inglés User Interface – UI) es una de las partes más importantes de la aplicación, ya que es el medio a través del cual nos comunicamos con el usuario y este se relaciona con la aplicación.

Debe ser una interfaz sencilla y limpia, que facilite la navegación y simplifique los procesos complejos (proceso de compra, de registro, etc). Prestar atención a los detalles y respetar la consistencia entre los diferentes dispositivos móviles son también puntos claves. Además su funcionamiento tiene que ser rápido y ágil para ofrecer la mejor experiencia de usuario posible.

2. Tiempos de respuesta en procesos

La velocidad es uno de los aspectos que más valoran los usuarios a la hora de usar una app móvil. La mayor parte de nuestras aplicaciones trabajan contra servicios backend desde donde se obtienen o registran lo datos de la aplicación.

Es muy importante que la aplicación aproveche al máximo los recursos que nos ofrece la tecnología móvil, para evitar que la interfaz de usuario sufra retrasos o paradas desagradables que influyan negativamente en la experiencia de usuario.

Por ello tenemos que aprovechar el almacenamiento local de datos, los procesos en background, la georreferenciación por aproximación rápida y todo lo que la tecnología mobile nos ofrece.

3. Visibilidad en los principales stores

Si es una aplicación orientada al público en muy importante que esté disponible al menos en las dos plataformas oficiales de apps móviles IOS y Android.

En Profile estamos certificados como empresa de desarrollo de aplicaciones móviles tanto en Google Play como en App Store.

4. Actualizaciones y solución de errores

Una aplicación disponible en un store como Apple Store y Play Store debe tener un mantenimiento  y ser actualizada de manera periódica. Así solucionamos posibles errores y mejoramos su funcionalidad de manera continua, para garantizar una experiencia de usuario óptima.

5. Seguridad

La seguridad de las apps móviles es uno de los aspectos menos trabajados, pero no debería ser así, teniendo en cuenta que es una cuestión de vital importancia para el usuario.

Cómo afrontar la seguridad de una aplicación dependerá de la sensibilidad de los datos tratados en la app, pero como norma general, la aplicación debe almacenar y comunicar los datos de manera segura, ya sea mediante comunicaciones HTTPS o a través del almacenamiento de datos encriptados.

6. Pruebas (Testing)

Sí, parece obvio, pero para asegurar la calidad de nuestra aplicación móvil esta debe estar bien probada.

Tenemos que testear nuestra aplicación en diferentes dispositivos para asegurar la máxima compatibilidad una vez publicada. Existe herramientas de testeo automatizado que nos ayudarán en parte de esta ardua tarea.

7. Análisis y seguimiento de la app

Por último, es muy importante que dispongamos de un sistema de seguimiento y estadísticas de uso de nuestra app. Al analizar estos datos de uso podremos adecuarnos a las necesidades reales del usuario, mejorar la app y solucionar errores de manera proactiva.

Resumiendo: una app de alta calidad debe ser ágil, rápida, visible y segura y debe estar probada y monitorizada. En definitiva, una app centrada en el usuario.

 

Si estás pensando en optimizar tu negocio a través de una aplicación móvil, en Profile podemos ayudarte. Contacta con nosotros.

¿Te pareció interesante? Compártelo:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Sobre el Autor:

Mobile Developer Manager en Profile y CEO en Farmalinked. Apasionado de la electrónica, informática y la ciencia en general. He programado todo lo que se deja programar y sigo disfrutando como el primer día.