Así fue la primera edición de Agility TRes60, el nuevo evento sobre agilismo

El pasado 2 de Junio tuve el placer de asistir a la primera edición de Agility TRes60 en Madrid. Este nuevo evento es una acertada iniciativa para que todos aquellos que nos dedicamos profesionalmente a las metodologías ágiles podamos seguir aprendiendo, creciendo y mejorando. ¿Cómo? Compartiendo, la mejor forma de aprender.

Poder compartir tus experiencias, problemas y poder escuchar las de otras personas e, incluso, ¿por qué no? quizás intentar ayudar si hemos pasado por una situación parecida. Los organizadores dejan claro que, más allá de frameworks específicos y management, el enfoque del AgilityTRes60 es volver al agilismo, a cómo implantarlo y escalarlo en las organizaciones.

Evento Agility Tres60
#AgilityTRes60

 

El evento está basado en un formato open space y rebautizado por ellos mismos como “conference space”, es decir, no hay una agenda predefinida ni cerrada. En un open space los asistentes participan creando la agenda, que se decide sobre la marcha. Se proponen temas concretos y, entre todos, se votan los que mayor interés susciten. Los temas más votados pasarán a la agenda final. Además, los asistentes son libres de elegir a qué charlas asistir y de cambiar de una a otra si consideran que no les interesa o no están aprendiendo todo lo que esperaban. Todo ello sin que nadie juzgue a nadie.

En AgilityTRes60 le han dado un pequeño giro al formato. En los meses previos al evento, todos los asistentes podíamos enviar propuestas para montar conferencias, talleres o lo que considerásemos oportuno, ya que un pequeño porcentaje de las charlas estaban predefinidas. Todas las demás, como buen open space, fueron saliendo sobre la marcha.

Las charlas predefinidas han sido bastante interesantes, ya que la mayoría eran talleres sobre temas míticos del Agile como Lean Kanban, Management 3.0 o el ya famoso taller “Reimaginando organizaciones”.

Cierto es que cuando llegó el momento de proponer ideas, no hubo una excesiva participación, cosa que me sorprendió porque en otros open spaces (como el AOS o el BAOS) la cola de personas que querían proponer un tema era interminable. Algunos valientes salieron y yo, aunque había previsto ir sólo como oyente a este open space, viendo que no había muchas propuestas, planteé dos temas.

Por un lado, propuse una mesa redonda para hablar sobre Tribal Leadership (“Tribal Leadership: Leveraging Natural Groups to Build a Thriving Organization” de Dave Logan y John King). Personalmente me encanta este formato de mesa redonda, romper distancias entre asistentes y ponente y conseguir crear un safe-place donde todo el mundo se sienta cómodo y participe en el debate. Tras una primera parte, donde expuse resumidamente en qué consiste este nuevo enfoque para organizaciones (qué es una tribu, el liderazgo tribal, pilares, triadas, las 5 fases, como implantarlo, etc.), se creó un interesante debate sobre los diferentes aspectos, el estado de nuestras actuales empresas y cómo podríamos implementar los procesos que se describen en el libro.

Ponencia sobre Tribal leadership de Guille Rocha en Agility TRes60

 

Por otro lado, como la idea de este evento era exponer experiencias y que todos compartiéramos, junto con un buen amigo decidimos hablar sobre cómo intentamos aplicar los principios ágiles en equipos que no sean técnicos, específicamente, que no desarrollen software.

Como dijimos al empezar, es sólo nuestro enfoque que nos puede funcionar a nosotros (o no). En la charla fuimos desarrollando las diferentes fases conforme íbamos comentándolas con todos. Fue muy enriquecedor tanto resolver todas las preguntas sobre nuestro enfoque, como escuchar otras estrategias.

 

Mesa redonda sobre Agile para equipos no técnicos en Agility TRes60

 

Al final la agenda quedó bastante completa y hubo temas para todos los gustos. En mi caso el taller de Management 3.0 y la mesa redonda sobre la cultura del error fueron de los que más me gustaron. Este último resultó muy productivo a la vez que ameno.

Más allá de la agenda, la organización estuvo ejemplar, tanto las instalaciones, las salas para las charlas, el catering, etc. El hecho de que la organización nos diera información  transparente sobre en qué se había usado el presupuesto y que lo que no se gastó se destinó a una ONG decidida por todos es para quitarse el sombrero. Actividades alternativas como el campeonato de futbolín o la máquina recreativa ayudaron mucho a que hubiera un ambiente espléndido.

Como conclusión creo que este evento tiene mucho potencial y espero que no sea la única edición y repitan el próximo año, ¡porque no me lo perderé!

¿Te pareció interesante? Compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email