Crónica de Agile Open Spain – AOS 2019

¡Repetimos evento! Y este año, con el orgullo de que mi propia casa, Profile, patrocine y apueste por este tipo de encuentros. 

Al igual que con otros acontecimientos más técnicos, en Profile nos gusta potenciar eventos en los que compartir conocimientos y experiencias, en definitiva, aprender para luego poder aplicarlo.

Agile Open Spain: ya son 11

En esta ocasión, #AOS2019 se celebró en Bilbao. Por mi parte, no conocía la ciudad, así que ha sido la excusa perfecta para descubrirla. 

El Palacio San Joseren acogió la 11ª edición de AOS los días 27 y 28 de junio. La elección del espacio me pareció un acierto por parte de la organización ya que, aunque no era un lugar estrictamente céntrico, valía la pena desplazarse. Además, gracias a sus jardines y a sus múltiples salas, el espacio favoreció el networking.

Lona de AOS 2019 con los patrocinadores del evento

Fuente: Agile Open Spain

Networking en los jardines del palacio Joseren, en el AOS 2019

Fuente: Agile Open Spain

Más networking durante Agile Open Spain 2019

Fuente: Agile Open Spain

Antes de acudir a un evento suelo hacer un pequeño ejercicio de reflexión y gestión de expectativas.

¿Qué esperaba este año del AOS? Pues, tal y como dice el tema de este año: volver a los orígenes

El día a día nos come, y muchas veces la realidad nos separa de aquello que intentamos cambiar. Viene bien un punto de reflexión donde escuchar cómo otros lo hacen o los impedimentos que se encuentran por el camino, para compartir soluciones

Por eso, y aprovechando las posibilidades que ofrecer un formato open space, este año decidí tomar el rol de abeja. Salvo alguna ponencia puntual que no quería perderme en ningún caso, en cada bloque de tiempo fui visitando entre 2 y 3 charlas, polinizando aquí y allá, incluso en las conversaciones de pasillo, donde el conocimiento que se genera muchas veces es, si cabe, mayor que en ninguna charla. 

Un aspecto positivo que llamó mi atención es que en AOS 2019 había mucha sangre nueva. Es de agradecer que en las charlas no figuren siempre los mismos nombres.

Agenda del evento open space: AOS 2019

Fuente: Agile Open Spain

Entrando en materia, me gustaría destacar algunas de las charlas a las que asistí.

El manifiesto se nos ha hecho mayor

El Agile Manifesto tiene ya casi 20 años. Nació como respuesta a un problema evidente y ha sido en estas décadas cuando se ha ido extendiendo. Agustín Cuenca planteó la pregunta: con todos los cambios que estamos sufriendo, no solo en el desarrollo de software, también en la sociedad y los mercados, ¿sigue vigente? ¿o habría que realizar un ejercicio de revisión del manifiesto? En esta mesa redonda discutimos sobre el tema, escuchando muchos puntos de vista diferentes.

¿Por qué nos olvidamos de XP?

Me interesó esta charla de Joserra Díaz en especial porque, como seguidor de la filosofía y las prácticas de eXtreme Programming que soy, me sorprende ver que muchos Scrum Masters y Agile Coaches no tienen en su abanico de herramientas este conocimiento. 

XP fue pionero y sus prácticas siguen siendo aplicables hoy día. Fue reconfortante encontrar otras personas que piensan de esta forma y hablar sobre el tema.

Creando comunidades (dentro) de consultoras

En empresas de producto es más habitual encontrar las llamadas comunidades de práctica (Community of Practice), no siendo tanto así en consultoras. 

De la mano de Toño de la Torre, examinamos el por qué de esta situación, cómo impulsar estos movimientos y compartimos experiencias y experimentos realizados en esta línea. Se generó un debate muy interesante donde fue muy enriquecedor escuchar cómo hacen las cosas otras organizaciones.

Conclusión de Agile Open Spain 2019

Para terminar, quiero destacar con especial énfasis la gran capacidad de respuesta de la organización. Con un panel de retrospectiva constante, fueron un ejemplo puro de equipo autoorganizado con una alta capacidad de adaptación al cambio, a los impedimentos y, sobre todo, al feedback del usuario, que, en este caso, éramos los asistentes 🙂

Por poner un pero, los 40 grados de Bilbao. Cuando se publicó hace meses la ubicación definitiva del evento, todos nos alegramos: una pequeña escapada del calor de Madrid para disfrutar el clima fresco del Norte. Pues no fue así y pilló plena ola de calor. Pero aún así, la organización, de nuevo, proporcionó todo tipo de elementos para combatir las altas temperaturas.

¡Muchas gracias por el trabajo bien hecho!

Por mi parte, expectativas cumplidas, repetiré de nuevo seguro el año que viene.

¡Nos vemos en AOS 2020!

¿Te pareció interesante? Compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email