Transformación digital de la empresa: claves y ventajas

La transformación digital está de moda. Todo el mundo habla de ella, es un tema recurrente en eventos y foros empresariales. ¿A qué viene este revuelo?

¿Por qué transformación digital?

El diagnóstico es claro: el cliente ha adoptado ya la digitalización en su forma de relacionarse, de consumir y de vivir. Y las empresas están obligadas a adaptarse a esta nueva forma de relación si quieren formar parte de un ecosistema digital en constante construcción.

Hablamos de todas las empresas, no sólo de aquellas que tienen que ver con internet o con la tecnología. La transformación digital afecta a todos los sectores y organizaciones, independientemente de su tamaño o actividad: compañías aseguradoras, entidades bancarias, farmacéuticas, empresas de retail, etc.

El entorno de cambio permanente en el que vivimos en la actualidad es apasionante. Lo llaman entorno VUCA (acrónimo en inglés de Volatility, Uncertainty, Complexity, Ambiguity), un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo. Como siempre, los cambios generan incertidumbre, miedo e incluso rechazo, pero la tentación de quedarse quieto y esconder la cabeza bajo tierra se esfuma en el momento en que sientes que te estás quedando atrás.

La transformación digital de la sociedad es un proceso transversal que está cambiando las reglas del juego en cuanto a modelos de negocio y competitividad empresarial. Por ello, exige una reinvención radical (de raíz) de la empresa y su manera de estar en el mundo.

¿En qué consiste la transformación digital? Big data y el cliente en el centro

¿En qué consiste la transformación digital?

La transformación digital es la hoja de ruta para todas las organizaciones que desean afrontar con éxito los retos del futuro empresarial. Pero transformarse digitalmente no significa poner en marcha una web, un e-commerce o estar presente en redes sociales.

La transformación, como decíamos, debe ser radical, un planteamiento estratégico que implica generar nuevos procesos y maneras de relacionarse a través de nuevas tecnologías y aplicaciones.

El usuario tiene un acceso inaudito a todo tipo de información: sobre las empresas, los productos, los servicios, las opiniones de otros clientes… Nunca el consumidor estuvo tan informado. De hecho ya no hablamos de consumer, sino de prosumer, porque no sólo tiene acceso a la información, sino que él mismo la genera.

El “prosumidor” es el cliente activo, que abandona su tradicional y pasiva faceta de mero consumidor para convertirse además en productor de contenidos y nuevas ideas.

Esta modificación en la conducta del usuario nos pone en bandeja el primer objetivo que debe tener la transformación digital: el cliente tiene el poder, así que centrémonos en el cliente.

Customer centricity

Este concepto define la estrategia dirigida a alinear los productos y servicios de una marca (desde su conceptualización a su comercialización) con los deseos y necesidades del cliente.

La escucha activa es vital en este punto y para conseguirla las empresas tienen que apoyarse en el Big Data: recolección y análisis de datos que nos den pautas para personalizar al máximo la experiencia del usuario con nuestros productos o servicios.

Tener datos a tiempo real y saber interpretarlos nos permitirá realizar los cambios necesarios en el desarrollo web y el diseño UX para conseguir resultados centrados en el cliente.

Esta Data Intelligence debe estar fundamentada en lo que se denominan Big Questions. Tenemos que ser capaces de definir qué datos nos serán útiles según nuestros objetivos.

Omnichannel

El customer journey es omnicanal. Durante su experiencia con una marca, el cliente salta de uno a otro canal: app, web, e-mail, redes sociales, atención telefónica… y lo hace desde diversos espacios: móvil, tablet, tienda física, IoT, videoconsola, TV…

La omnicanalidad es una estrategia que supera la mera multicanalidad integrando todos los canales en una misma experiencia para dotarla de la máxima coherencia y fluidez. En este sentido es importante contar con una única plataforma que pueda gestionar los múltiples datos de todos los canales, lo que se denomina Data Centric.

People first

Otro de los grandes retos de la transformación digital es ser conscientes de que al fin y al cabo estamos tratando con personas. El People first se refiere no sólo a centrarse en el cliente, sino a la gestión del talento y la cultura organizacional de la empresa.

La captación de talento IT debe ser una prioridad de cara a las profesiones del futuro: CIO, CTO, CDO, scrum masters, digital architects, data scientists, diseñadores UX, especialistas de customer intelligence, auditores QA, DevOps, consultores Big Data…

Más allá de la especialización digital y tecnológica, es necesario también capacitar a los nuevos profesionales en soft skills. Las denominadas “habilidades blandas” se refieren a competencias conductuales relacionadas con el trabajo en equipo, la autonomía, la confianza, el liderazgo, la comunicación y la inteligencia emocional.

People first: la gestión del talento es clave en la transformación digital

Los 3 vectores de la transformación digital

Resumiendo, podemos decir que la transformación digital se crea en torno a 3 grandes ejes:

  • Cultura: es vital promover un cambio en la cultura de la empresa que invite a las personas a adoptar de forma activa la transformación digital. Este impulso debe además iniciarse desde la propia dirección de la compañía. La formación continua, la comunicación interna, el desarrollo de “soft skills” y una buena gestión del talento nos ayudarán en esta transformación de la cultura interna de la empresa.
  • Negocio: las disrupciones tecnológicas generan nuevos modelos de negocio que hemos de detectar y aprovechar. La propuesta de valor de la empresa se ve también influida por la transformación digital.

Ventajas de la transformación digital

La transformación digital es un camino ineludible repleto de retos y oportunidades que permite a las empresas redescubrirse, cambiar los modelos de gestión e innovar. ¿Para qué? El estudio “Keeping Score: Why Digital Transformation Matters” señala estas 5 ventajas de la transformación digital:

  • Más rentabilidad y mejores resultados financieros
  • Mayor satisfacción de los empleados
  • Mejora de la experiencia de cliente
  • Reclutamiento de talento
  • Ahorro de costes

En Profile creemos que merece la pena. ¿Y tú? ¿Te sumas a la transformación digital? Contacta con nosotros.

¿Te pareció interesante? Compártelo:
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print
Email this to someone
email

Sobre el Autor:

Marketing & Communications Manager en Profile Software Services