Web 4.0: el próximo desafío ya está aquí

May Ashworth no iba desencaminada. Esta anciana británica de 86 años se hizo famosa en 2016 cuando su nieto desveló en twitter que su querida abuela hacía consultas en google pidiéndole por favor y dándole las gracias.

Twwet sobre la abuela que pedía por favor a google las búsquedas Todos sonreímos con cariño ante la entrañable anécdota, pero ¿no es acaso hacia dónde avanzamos?

Dentro de la transformación digital que vivimos, la 4ª generación de la Web ya está en marcha y tiene muchos nombres: web 4.0, web ubicua, internet contextual, internet ambiental, web simbiótica, web cerebral, la internet de futuro… e incluso Web Total.

Una web que entienda el lenguaje habitual de las personas, se anticipe, prediga posibilidades y ofrezca soluciones concretas e instantáneas. Un nuevo modelo de internet que se fusionará con el mundo real para proporcionar experiencias de usuario perfectas. ¿Utopía o realidad?

Antes de adentrarnos en el concepto de Web 4.0, veamos brevemente cómo ha sido la evolución de la web y las diferentes iteraciones que ha experimentado.


Web 1.0, Web 2.0, Web 3.0, ¿en qué se diferencian?

  • Web 1.0 o web estática. Al principio la World Wide Web funcionaba como una mera fuente de información: unidireccional, con intercambio de información limitado y una interacción bastante restringida. Una web en la que buscar y leer.
  • Web 2.0 o web social. Con la irrupción de los blogs, las redes sociales y el e-commerce se dio la primera gran evolución de la web. El término fue oficialmente acuñado en 2004 por Tim O’Reilly. Ya no sólo consumimos información, sino que empezamos escribir y a producir contenido. Así la web se convierte en un espacio bidireccional centrado en las personas.
  • Web 3.0 o web semántica. Un nuevo salto tecnológico nos lleva a la web 3.0. La penetración de nuevos dispositivos como los smartphones, la optimización de algoritmos de búsqueda, el aumento de la potencia de los procesadores y motores informáticos, la evolución de las APIs, el cloud, la UX y especialmente la posibilidad de emplear un lenguaje más natural… todo ello modifica la manera en que accedemos e intercambiamos la información. La web comienza a dar muestras de inteligencia y del enorme potencial de lo que está por venir.
Web 1.0 information-centered; Web 2.0 People-centered; Web 3.0 Machine-centered: Web 4.0 Agent-centeredFuente: computerworld.org


¿Qué es la Web 4.0?

La Web 4.0 es una web abierta, conectada, predictiva e inteligente con el objetivo de ofrecer soluciones específicas al usuario, basándose tanto en la información que este da o ha dado como en toda la que ya existe en la web.

Se trata de un nuevo paradigma que se propone mejorar la experiencia de las personas en internet gracias a nuevas y mejor conectadas tecnologías que permiten una interacción más completa y personalizada.

 

Evolución de la web hasta 2020. Web 4.0


Fundamentos de la Web 4.0

El concepto de Web 4.0. se sostiene sobre cuatro pilares fundamentales:

  • La comprensión del lenguaje natural (NLU) y tecnologías Speech-to-text. Estas técnicas convierten el lenguaje en texto (y viceversa) y, mediante un análisis semántico y morfológico, crean representaciones semánticas sin ambigüedades. Así, la máquina puede responder como si prácticamente fuera humana.
  • Uso de la información de contexto e historial del usuario. La web 4.0 irá más allá de la geolocalización o de otros aspectos ahora posibles y contará con nuevas capacidades analíticas de supercomputación. Nuevas generaciones de Inteligencia Artificial (IA) y Big Data que permitirán determinar, por ejemplo, la actitud del usuario a través de wearables que monitorizan el ritmo cardíaco o a través de técnicas de minería de datos como el sentiment analysis.
  • Nuevos modelos de comunicación máquina-máquina (M2M). La red 4.0 estará formada por agentes inteligentes que, operando de forma autónoma en la nube, podrán comunicarse entre sí y delegar la respuesta al agente adecuado.
  • Nuevos modelos de interacción con el usuario. Juegan en este punto un papel importante la preponderancia de uso de dispositivos móviles (Mobile First), los bots, el Internet de las Cosas (IoT) y otras tecnologías como el reconocimiento facial, sistemas biométricos, chips subcutáneos, chips de retina, vehículos autónomos…  Aprendizajes automáticos como deep learning y machine learning suponen un importante impulso tecnológico en este sentido.


Futuro y desafíos de la Web 4.0

La Web 4.0 supone considerar internet prácticamente como una necesidad básica. Cambiará la forma de trabajar, de vivir y de consumir de las personas. Transformará también la industria y la manera en que las empresas producen, ofrecen productos y prestan servicios.

Pero más allá del increíble abanico de posibilidades que promete la Web 4.0, no podemos dejar de lado aspectos éticos y deontológicos que deberán ser desarrollados como, por ejemplo, la protección de la intimidad de las personas, la exclusión de la sociedad de aquellas que no estén conectadas o la vulnerabilidad de las empresas.

Tecnologías basadas en redes distribuidas y en la encriptación como el blockchain o el aumento de la seguridad de las arquitecturas en la nube serán fundamentales para garantizar la protección y la privacidad.

El futuro de la web es, ahora más que nunca, inquietante y excitante por igual. Voces, especialmente en el entorno anglosajón, hablan ya de la próxima fase: la Web 5.0, una vuelta de tuerca más que nos llevará de la web inteligente a la web sensorial y emotiva.

¿Te pareció interesante? Compártelo:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Sobre el Autor: María José Martín

Marketing & Communications Manager en Profile Software Services