¡Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Celebration Grids: qué son y por qué deberías empezar a usarlos

En Profile creemos ferviertemente en el Management 3.0, poniendo a las personas por delante del sistema. Por ello, vamos incorporando diferentes herramientas de Management 3.0 que, adaptadas a contexto y situación, nos ayudan a progresar y conseguir ser una organización 3.0. Una de estas herramientas es el uso de tableros de celebración (en inglés, Celebration Grids).

¿Qué son los Celebration Grids?

Partimos de que todos intentamos hacer nuestro trabajo de la mejor manera. Sin embargo, hay veces que unas cosas salen mejor que otras. Y otras que directamente son fallos. La pregunta aquí sería, ¿cómo se gestionan estos éxitos? ¿Y los errores?

En un enfoque clásico, los errores serían perseguidos y negativizados. ¿Qué nos dice el Management 3.0? Vamos a aprender de ellos, a «celebrar» que han ocurrido, porque nos han hecho aprender y mejorar. Y aquí es donde entra nuestro tablero de celebración.

Con esta técnica se busca compartir experiencias, poder ver lo que otros intentaron y si les funcionó o no. Y también nuestros propios éxitos y fracasos. El objetivo es maximizar el aprendizaje y para ello, en nuestro Celebration Grid hay tres áreas bien diferenciadas, que a su vez desarrollan el ciclo de las acciones que hacemos. Cada parte está dividida en éxito o fallo.

¿Cómo hacer un tablero de celebración?

Cómo hacer Celebration Grids
Ejemplo de Celebration Grid, con sus diferentes partes. Fuente: Management 3.0

En la imagen podemos ver las partes qué componen un tablero de celebración:

Errores: acciones que no deberían haber pasado.

  • Éxito: ¡Has tenido suerte! No es lo normal, esta zona es jugar con fuego.
  • Fallo: La zona roja por excelencia, zona a evitar. Errores que ya se han cometido y hemos vuelto a repetir, con consecuencias desastrosas.

Experimentos: nuevas acciones a probar.

  • Éxito: ¡Perfecto! Has probado algo nuevo y, encima, ha sido un éxito. Prueba un par de veces más esta fórmula y se convertirá en práctica.
  • Fallo: ¡Vaya! No ha ido tan bien como esperabas. Sin embargo, has aprendido y quedará constancia de ello.

Prácticas: buenas prácticas ya conocidas y probadas.

  • Éxito: Confirmamos de nuevo que las buenas prácticas ayudan en nuestro día a día.
  • Fallo: Las buenas prácticas suelen funcionar. Pero a veces fallan, mala suerte.

En el grafico podemos ver en qué parte es donde más aprendemos. La parte experimental del tablero de celebración es la zona donde, independientemente de si sale bien o mal, nos llevamos algo de aprendizaje. Aprendizaje que otra persona también aprovechará y, esperemos, no caiga en los mismos errores. Así no sólo «celebraremos» los errores, sino que optimizaremos nuestros procesos.

Por otro lado, donde menos aprendizajes tenemos son las zonas de los extremos. Si una buena práctica funciona, no hemos aprendido nada, hemos confirmado lo que ya sabíamos. Igualmente en el otro extremo. Un comportamiento erróneo suele llevarnos, en efecto, de nuevo a fallar en la mayoría de las situaciones.

¿Cómo implementamos Celebration Grids en Profile?

Esta técnica tiene ya sus años y, originalmente, todo esto se plasmaba en un tablón físico. Abogando por la transparencia, este tablón estaba en mitad de la oficina, donde cualquier persona que pasase podría ver los experimentos, errores y éxitos de un equipo en específico o incluso de la organización completa.

A su vez, podría aportar o apuntarse alguna práctica o experimento para implementar en sus equipos. Luego podría aportar de nuevo su experiencia y así, completaríamos el circulo.

Con los tiempos de trabajo en remoto, hay muchas herramientas colaborativas online donde hemos volcado nuestro antiguo tablón con todos nuestras experiencias pasadas, a rellenar con lo que esté por venir.

Un buen momento para sacar este tablón y no quede olvidado en una URL, son las retrospectivas. Es un buen momento para echarle un vistazo a nuestro tablón e incluso sacar alguna acción (experimento) para la siguiente interacción.

Con suerte, nos evitará algún disgusto cuando veamos que, algo que queríamos probar, ya lo han probado X veces antes y ha fallado las X veces. ¿Nos merece la pena probarlo? ¿Seremos nosotros diferentes? ¿El riesgo de fallar de nuevo es asumible?

¿Qué hemos aprendido con ellos?

Con los Celebration Grids hemos aprendido que no es oro todo lo que reluce. Que hay prácticas y técnicas que pueden funcionar en el 99% de los casos y que, de repente, a un nuevo proyecto y un nuevo equipo, no les funcione.

Hemos aprendido que podemos fallar, y que incluso es deseable, pero que lo importante es aprender de ello. Buscamos constantemente el equilibrio entre lo que nos dice la experiencia de qué ha ido bien y qué ha ido mal (nuestro tablón de celebración) y la innovación y la mejora continua.

En ese equilibrio encontraremos la clave del éxito.

Si quieres aprender más sobre Management 3.0 y conocer más herramientas, ¡suscríbete a nuestro canal de YouTube! ¿Te gustaría transformar tu compañía en una organización ágil? Contacta con nosotros y te ayudaremos.

Artículos relacionados

qué es un post mortem

Qué es un Post Mortem y cómo hacerlo

Qué es un post mortem Un  post mortem es una herramienta que suele utilizarse al final del desarrollo de un proyecto para documentar qué ha fallado, los impactos y las lecciones aprendidas. Yo suelo utilizarlo cuando como equipo durante el sprint tenemos alguna situación complicada

Herramientas de Management 3.0

3 herramientas de Management 3.0 para comprender y motivar a tu equipo

En posts anteriores hemos contado qué es Management 3.0, cuál es su historia y los principios sobre los que se sostiene. Ahora llega lo más importante: ¿Cómo podemos empezar a andar el camino hacia esa organización 3.0 objetivo? ¿Cómo ponemos en práctica todos estos principios?

management 3.0.

Management 3.0: ¿qué es y cuáles son sus principios?

Actualmente, estamos rodeados por términos cómo «Agile«, «Scrum«, «Lean«, «Sprints«, «MVP», etc., y una larga lista que empieza a complicarse. Es difícil conocer todos estos conceptos y, sobre todo, ponerlos en contexto y relacionarlos unos con otros. En esa lista se encuentra el «Management 3.0»