Consejos para superar el examen de Certified Kubernetes Administrator (CKA)

En los últimos años hemos visto una explosión de las tecnologías de contenedores (con Docker como referencia más popular), algo lógico teniendo en cuenta las ventajas que nos ofrecen. Así, en poco tiempo los contenedores han pasado a formar parte del portfolio tecnológico de la práctica totalidad de compañías que, inmersas en procesos de transformación digital, tienen la necesidad de ejecutar aplicaciones en un entorno ágil, casi siempre de la mano de conceptos como arquitecturas de microservicios, plataformas de continuous delivery o una cloud pública o privada.

Kubernetes surge de la experiencia de Google en manejar aplicaciones contenerizadas de forma masiva. Su versión 1.0 se libera en 2015, pero es especialmente a lo largo de 2017 donde vemos su mayor crecimiento y adopción por parte de todo tipo de compañías. Además, forma parte de multitud de productos de terceros, como por ejemplo Red Hat OpenShift, en el que contamos con gran experiencia en Profile.

Porpularidad de Kubernetes en Google Trends
En Google Trends podemos comprobar la popularidad de Kubernetes según las búsquedas en 2017.

He tenido la suerte de poder trabajar con Kubernetes en varios proyectos dentro de Profile, incluyendo la creación de entornos complejos partiendo de la nada y he podido aprender mucho por el camino. Así que cuando descubrí la certificación Certified Kubernetes Administrator (CKA), creada conjuntamente por organizaciones tan respetadas como The Linux Foundation y la Cloud Native Computing Foundation, me pareció un interesante reto de cara a afianzar mis conocimientos en la plataforma.

Consejos para preparar el CKA

Si estás pensando en conseguir esta certificación, aquí te explico mi experiencia y te doy algunos consejos para sacarle el máximo partido.

Como resumen te puedo decir que obtener esta certificación no ha sido fácil: no es una certificación-regalo, sino que el examen se demostró como una dura prueba para la que necesitarás contar con experiencia real y solvente en un entorno Kubernetes.

Para empezar, opté por realizar el curso online LFS258 Kubernetes Fundamentals. A pesar de su nombre, realiza una completa cobertura por todos los conceptos necesarios para tener una visión muy detallada de la arquitectura de Kubernetes y de cómo exprimir esta gran plataforma.

También me pareció muy interesante seguir el tutorial Kubernetes The Hard Way del gran Kelsey Hightower, que te ofrece un interesante proceso para crear tu propio cluster Kubernetes desde cero, sin hacer uso de herramientas adicionales que facilitan su instalación y configuración.

La web oficial de Kubernetes es un valioso aliado. La documentación es extensa, con mención especial al apartado Tasks, que está lleno de mini-tutoriales que cubren un amplio espectro de todas las operativas posibles del trabajo diario de un administrador Kubernetes. Te recomiendo revisarlos todos.

Ten en cuenta que Kubernetes.io será la única web que podrás consultar durante la realización del examen, así que es mejor que te hayas movido previamente por sus distintas secciones y te hayas familiarizado con ellas.

Por supuesto, mi mayor recomendación es tener experiencia real con Kubernetes: te será de gran ayuda que puedas crear un cluster, desplegar aplicaciones en él, romperlo y posteriormente arreglarlo… y si puede ser en un proyecto real, ¡mejor!

Un entorno cloud es conveniente para esto, sin embargo te aconsejo que no hagas uso de soluciones gestionadas como Google Kubernetes Engine. Sí, te facilitan tener un clúster de forma rápida, pero proporcionan una capa de abstracción que te oculta las tripas de la plataforma. Aunque GKE es un producto excelente, no es la mejor elección como plataforma de aprendizaje.

Llegó la hora: el examen de CKA

Acerca del examen en sí, aunque lógicamente no me está permitido dar detalles sobre las preguntas, sí puedo explicarte la dinámica de la prueba:

  • Se realiza de forma online, pero bajo vigilancia: necesitarás tener activados tu webcam y tu micrófono y compartir la pantalla para que se pueda comprobar que realizas el examen en las condiciones requeridas y sin ayudas externas.
  • Son 3 horas de duración: el tiempo está medido de forma muy justa. Es conveniente que lo gestiones adecuadamente para no malgastar demasiado tiempo atascado en una pregunta.
  • Podrás tener una única pestaña adicional abierta con Kubernetes.io: por eso recalco que es importante que sepas moverte como pez en el agua por dicha web. Ten cuidado con links que apuntan fuera de ese dominio… tu examen quedará invalidado (hay algún link que otro que lleva a Github).
  • Es 100% práctico: se basa en ejercicios prácticos realizados en una línea de comandos. Plantéate hacer el examen cuando realmente te sientas un ninja del comando kubectl.
  • Necesitarás tener claros conceptos importantes de administración de sistemas Linux, como comandos básicos (grep, vi, nslookup…) y la ejecución de procesos con systemd.
  • Deberás obtener una puntuación superior al 74% para obtener la certificación. La validación de los ejercicios es automática, así que no hay mucho lugar a dudas sobre si algo está bien resuelto o no.

Puedes encontrar más información detallada sobre la prueba en el Candidate Handbook.

Una vez finalizado el examen, y tras un periodo de entre 24 y 36 horas, recibirás un correo con los resultados… ¡Mucha suerte!

CKA-Certified-Kubernetes-Administrator-Antonio-Granjo

¿Te pareció interesante? Compártelo:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Sobre el Autor: Antonio Granjo

Software Architect en Profile. Disfruto creando soluciones con las mejores tecnologías web y cloud.