¡Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Tipos de desarrollo de aplicaciones web: ejemplos y características

El desarrollo de aplicaciones web es una solución habitual durante los últimos años por las distintas posibilidades que ofrecen de accesibilidad y compatibilidad y porque demandan un precio y tiempo menor para su creación y mantenimiento. Sin embargo, una vez que hemos optado por desarrollar una, resulta conveniente conocer los distintos tipos de aplicaciones web que existen para escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades. En este post analizaremos los cinco tipos de desarrollo de aplicaciones web más habituales con algunos ejemplos: aplicaciones web estáticas, dinámicas, con CMS, e-commerce y portal web apps.

¿Qué son las aplicaciones web?

Las aplicaciones web son programas informáticos que se ejecutan en un servidor web, al que los usuarios acceden a través de internet, utilizando un navegador. Todos los datos con los que trabaja están almacenados en la web y son procesados en la misma, por lo que, a diferencia de las aplicaciones de escritorio, no necesitan instalarse en el ordenador, pero sí precisan de conexión a la red. 

Las aplicaciones web están basadas en la arquitectura cliente-servidor. Combinan scripts del lado del servidor (PHP y ASP), para la gestión del almacenamiento y recuperación de la información, con scripts del lado del cliente (JavaScript y HTML), para ofrecer la información a los usuarios. Esto hace que en ellas se pueda interactuar a través de formularios online, sistemas de gestión de contenido, carritos de la compra, etc.  

Ejemplos de aplicaciones web

Las aplicaciones web de Google y Microsoft 365 son algunos de los ejemplos más conocidos. Con ellas ofrecen, entre otras opciones, procesadores de texto, hojas de cálculo, programas de correo electrónico y almacenamiento online.

El paquete de aplicaciones web de Google facilita además el trabajo en equipo, al permitir compartir documentos y su calendario y que los distintos miembros accedan a la misma versión simultáneamente, independientemente de su ubicación y dispositivo. Pero son muchas las aplicaciones que usamos cada día, para relacionarnos con nuestros amigos y familiares, realizar gestiones bancarias o compras online.

Características de una aplicación web

No obstante, todas las aplicaciones web tienen una serie de características en común:

  • No necesitan descargarse e instalarse en el dispositivo, se alojan en el servidor y se accede a ellas desde cualquier navegador, evitando cualquier limitación de espacio.
  • Son muy compatibles y accesibles. Se requiere un sólo desarrollo para que puedan ejecutarse en distintos sistemas operativos y sean accesibles desde cualquier dispositivo con conexión a internet.
  • Su mantenimiento y actualización es sencilla. No hay incompatibilidad entre versiones porque todos los usuarios utilizan la misma.

Sitio web vs. aplicación web

Las principales diferencias entre un sitio web y una aplicación web son que, como veremos con los siguientes tipos de aplicaciones, éstas se centran en la interacción del usuario, están orientadas a cumplir una tarea concreta y presentan mayor complejidad. Al proporcionar más funcionalidades, las aplicaciones web disponen de backend, base de datos, autenticación, etc.

Además, en ellas se utilizan diversos lenguajes de programación, como JavaScript, Python, Ruby o PHP, y se aplican diferentes frameworks y tecnologías, como Rails, Django, CakePHP o Angular.

Tipos de aplicaciones web

Estos son cinco de los principales tipos de desarrollo de aplicaciones web que existen en la actualidad:

Aplicación web estática

Una aplicación web estática es lo que normalmente entendemos como sitio web y se caracteriza por lo siguiente:

  • Se suelen desarrollar en HTML y CSS y puede utilizarse algo de JavaScript. Pueden presentar contenido digital con movimiento, como vídeos, audio, banners, o GIF animados. 
  • No dispone de muchas funcionalidades y el usuario no puede modificarla por sí mismo. Ofrecen poca o ninguna interactividad.
  • Su actualización es compleja, es un proceso lento, tedioso y manual.
  • Cambiar los contenidos también es complicado, se necesita modificar el HTML (recodificar la página) y actualizarlo en el servidor.
  • Se suelen emplear para ofrecer información concisa y permanente.

Algunos ejemplos de aplicaciones web estáticas son portfolios, currículums digitales, páginas de presentación de empresas, WebQuest, etc.

Tipos de desarrollo de aplicaciones web: aplicación web estática

Aplicación web dinámica

Las aplicaciones web dinámicas presentan los siguientes rasgos:

  • Mayor complejidad técnica.
  • Utilizan bases de datos para cargar la información y los contenidos se actualizan cada vez que el usuario accede a la aplicación.
  • La actualización de los contenidos es sencilla, la mayoría se administra mediante un CMS. No se requiere acudir al servidor.
  • Para su desarrollo existen numerosos lenguajes, como PHP o ASP.
  • Permiten implementar numerosas funcionalidades, como foros o bases de datos.
  • Admite muchas posibilidades de diseño y presentación.
  • Hay interacción en ellas. El usuario puede realizar cambios.

Algunos ejemplos de aplicaciones web dinámicas son los blogs personales y corporativos, las páginas de noticias y actualidad y las revistas y periódicos digitales.

Tipos de desarrollo de aplicaciones web: web dinámica

Aplicaciones web con gestor de contenidos (CMS)

Los sistemas de gestión de contenidos o CMS (Content Management System) permiten a los usuarios administradores crear y gestionar el contenido de la aplicación web de forma sencilla. Es la opción más recomendable cuando el contenido de la aplicación deba ser actualizado continuamente, como en los ejemplos de aplicaciones mencionados en el apartado anterior. Por ello, muchas aplicaciones web dinámicas suelen disponer de un gestor de contenidos.

Tres de los CMS más habituales son:

  • WordPress. Es el más conocido y extendido de todos. Destaca por ser más asequible para principiantes que otras opciones, por la comunidad existente a su alrededor y por la infinidad de opciones que proporciona.
  • Joomla!. Gestor de contenidos de software libre con largo recorrido como WordPress. Proporciona gran flexibilidad, aunque es más recomendable para desarrolladores o diseñadores web con experiencia que para principiantes. Si bien cuenta también con una gran comunidad en la que apoyarse. 
  • Drupal. Otro CMS de código abierto. Su arquitectura modular permite mucha personalización. Se emplea sobre todo para la construcción de plataformas de social publishing y comunidades. 

Tipos de desarrollo de aplicaciones web: WordPress

E-commerce

Un e-commerce es el tipo de aplicación web utilizada para el comercio electrónico, que no deja de crecer en España. Su desarrollo es más complejo que el de las anteriores, ya que debe permitir la realización de transacciones online a través de los distintos métodos de pago (tarjetas de crédito y débito, PayPal, etc.). 

Asimismo, se debe crear un panel de gestión efectivo para el administrador, para que pueda añadir, actualizar y eliminar productos y gestionar pedidos y pagos, que deben estar en sincronía con el stock en todo momento. Y todo ello sin descuidar la usabilidad para proporcionar una buena experiencia al usuario

Algunos ejemplos de aplicaciones web e-commerce son Amazon, Ebay, Carrefour o El Corte Inglés.

Tipos de desarrollo de aplicaciones web: e-commerce

Portal Web App

El portal web app es un tipo de aplicación web que permite acceder a los diversos apartados, categorías o secciones a través de una home. En él se puede disponer de un perfil del usuario y acceder a foros, chats, correo electrónico, buscadores, contenido reciente, etc. En definitiva, permite acceder a toda la información que se quiere proporcionar al usuario desde un solo punto.

Es la opción más interesante para ofrecer una interfaz adaptada a las necesidades de los usuarios, que deben registrarse para acceder al portal. Algunos ejemplos de portal web apps son los portales gubernamentales, los educativos o los sanitarios, para el acceso de ciudadanos, estudiantes y profesores y pacientes, respectivamente.

Tipos de desarrollo de aplicaciones web: web portal

Desarrollo de aplicaciones web

En este vídeo repasamos los principales tipos de aplicaciones web que se pueden desarrollar:

Conclusiones

Existen muchos tipos de desarrollo de aplicaciones web, cada uno de ellos con características y utilidades diversas. A partir de estos ejemplos de aplicaciones, puedes hacerte una idea sobre las distintas opciones disponibles actualmente. Y, a la hora de elegir, valorar todas las alternativas, para decantarte por la aplicación web que mejor satisfaga tus requerimientos o los de tus clientes.

Si quieres conocer más sobre desarrollo de aplicaciones, no te pierdas este artículo sobre los distintos tipos de apps móviles que se pueden desarrollar. Encontrarás muchos más contenidos como éste en nuestro canal de YouTube. ¡Suscríbete y no te los pierdas!

Artículos relacionados

Frameworks Python

Los 4 mejores frameworks para Python

En este artículo recopilamos los mejores frameworks para Python. Repasamos los entornos de trabajo más utilizados para programar en este lenguaje y te ayudamos a saber cómo y por qué decantarte por uno u otro. ¡Sigue leyendo! ¿Qué es un framework y para qué sirve?

Lenguajes de programación para videojuegos

Los 6 mejores lenguajes de programación para videojuegos

El lenguaje con el que están programados los videojuegos es un elemento fundamental para garantizar una experiencia de juego fluida. Parece que cuando jugamos a un videojuego solo nos fijamos en la parte visual, en su estética, porque es lo más espectacular, pero detrás de

Variables y tipos de datos en Java

Variables y tipos de datos en Java: qué son y cómo funcionan

En este articulo, nos vamos a centrar en entender mejor qué son, cómo funcionan y para qué sirven las variables en Java, además de explicar qué tipos de datos tenemos en este lenguaje de programación (primitivos y no primitivos) y muchas más cosas. ¿Qué es